Distrito de Barranco

publicado en: Distritos | 0
El distrito de Barranco en Lima

El distrito de Barranco es el distrito bohemio por excelencia de Lima. Desde siempre fue el lugar de residencia de artistas, intelectuales y gente ligada a la cultura limeña. Barranco es uno de los distritos de Lima que limita con el Océano Pacífico, por el oeste. Al norte se encuentra Miraflores, al sur Chorrillos y al este Santiago de Surco, siendo el distrito más pequeño de Lima.

Barranco posee gran cantidad de casonas de época colonial y republicana muy bien conservadas. Esto le confiere al distrito un aire tradicional, cultural, bucólico y nostálgico de tiempos pasados.

En el distrito de Barranco hay una gran oferta gastronómica, gracias a los bares, discotecas, restaurantes, peñas criollas y demás que se encuentran en la periferia a la Plaza Municipal.

Los principales atractivos que el viajero no debe perderse son los siguientes:

Parque Municipal de Barranco

El Parque Municipal de Barranco o la plaza central es considerado el punto central del distrito de Barranco, desde donde el viajero puede empezar a conocer el distrito. A poquísimas cuadras de la costa barranquina, este parque de antigua data creado en 1898 cuenta con hermosos monumentos elaborados en mármol de carrara, destacando la ‘Danaide’, que representa una dama semidesnuda en el centro de la pileta. Al rededor del parque se encuentra la Iglesia de la Santísima Cruz, la Municipalidad de Barranco y la Biblioteca Municipal.

La Biblioteca Municipal

En la periferia de la Plaza central del distrito de Barranco se ubica en una antigua casona de hermosa factura la cual ha sido considerada por el Instituto Nacional de Cultura como monumento histórico. Fue construida en 1922 y oficialmente lleva el nombre del escritor y periodista peruano Manuel Beingolea Balarezo.

Paseo Chabuca Granda

Conocida antiguamente como pasaje Zepita, en él podemos ver construcciones republicanas con los típicos balcones de madera que aún se conservan. Es un paseo peatonal que parte de un lado de la Plaza central del distrito y tiene escalinatas hasta un nivel inferior que dirige al Puente de los Suspiros. Es un paso obligado – y agradable- para iniciar nuestro recorrido por la zona colindante al mar en el distrito de Barranco.

El Puente de Los Suspiros

Puente de los Suspiros en Barranco

Considerado uno de los atractivos más emblemáticos de Barranco, es un puente de madera construido en 1876 y refaccionado en 1883 después de haber sido destruido tres años antes durante la Guerra del Pacífico. Curiosamente no fue concebido como un atractivo turístico ni nada parecido sino para cumplir una misión práctica: conectar la avenida Ayacucho con el otro lado del entonces arrollo: la Iglesia de La Ermita. Con los años, el arroyo desapareció y el puente se hizo popular entre artistas, escritores y poetas, tanto es así que en 1960 la compositora y cantante apuriméña Maria Isabel Granda Larco, popularmente conocida como Chabuca Granda, compuso una canción sobre el puente. A diferencia de su homónimo más famoso en Venecia, Italia, el Puente de los Suspiros peruano es una construcción simple sin pretensiones glamorosas pero la gente le ha concedido el sitial turístico que ahora ocupa.

La Bajada de los Baños

Bajada de Los Baños en Barranco
Bajada de Los Baños en Barranco

Es una quebrada que fue un arrollo hasta 1900; con el tiempo se construyó en su lugar un sendero con escalinatas que conecta el distrito con su costa marina. En su recorrido se puede ver gran cantidad de vegetación; las constricciones y casas a los lados le dan un aire bucólico y hermoso que cautiva al viajero . Se dice que esta quebrada antiguamente fue utilizada por los pescadores que venían del distrito de Surco a echar sus redes en las playas. Desde el Mirador Catalina Recavarren se tiene una vista espectacular de esta bajada y de la costa barranquina.

La Ermita

Capilla La Ermita en Barranco
Capilla La Ermita con toda su historia

Fue construida el siglo XVIII, es una capilla hecha en sus inicios de adobe y quincha. Cuenta la tradición que se construyó como gratitud a un milagro concedido a unos pescadores que se perdieron en el mar. Esta ermita ha pasado por varias etapas difíciles en su historia, una de ellas fue la Guerra del Pacífico, cuando el ejército invasor la saqueó e incendió quedando seriamente afectada y prácticamente en escombros. Gracias a colectas y donaciones fue reedificada en 1882. Casi 60 años después la ermita volvió a sucumbir, esta vez ante los estragos de la naturaleza por el terremoto de 1940 y tuvo que ser nuevamente refaccionada. Actualmente forma parte de la tradicional zona turística de Barranco a escasos metros del Puente de los Suspiros y la Bajada de Baños.

Otros atractivos imperdibles y bohemios de este hermoso distrito son el Bulevar Sanchez Carrión, el Malecón Saenz Peña. El Museo de la Electricidad es otro atractivo como espacio interactivo cultural.